Archivos Mensuales: marzo 2016

Camilo José Cela

cela_camilo_jose

Camilo José Cela Trulock nació el 11 de mayo de 1916 en la población gallega de Iria Flavia (Padrón, provincia de La Coruña, España), de padre español y madre inglesa (el abuelo, John Trulock, había sido gerente de la primera línea ferroviaria gallega). Su nombre completo era Camilo José Manuel Juan Ramón Francisco de Jerónimo Cela Trulock.

Allí vivió, aseguraba él, una infancia feliz («[…] yo tuve una niñez dorada. De pequeño era tan feliz que cuando las visitas me preguntaban qué quería ser de mayor, me echaba a llorar porque no quería ser nada, ni siquiera deseaba ser mayor»). En 1925, cuando tenía nueve años, toda la familia se trasladó a Madrid, adonde había sido destinado el padre.

Antes de concluir sus estudios de bachillerato cayó enfermo de tuberculosis pulmonar, y durante los años 1931 y 1932 tuvo que ser internado en el sanatorio de tuberculosos de Guadarrama. El reposo obligado por la enfermedad lo emplea Cela en inacabables sesiones de lectura.

En 1934 ingresa en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid. Sin embargo, pronto la abandona para asistir como oyente a la Facultad de Filosofía y Letras, donde el poeta Pedro Salinas da clase de literatura contemporánea. Cela le muestra sus primeros poemas, y recibe de él estímulo y consejos. Este encuentro resultará fundamental para el joven Cela, ya que, según él mismo creía, fue lo que decidió definitivamente su vocación literaria.

En la facultad se hace amigo de Alonso Zamora Vicente, María Zambrano y Miguel Hernández, y a través de ellos entra en contacto con otros intelectuales del Madrid de esta época, que termina con el estallido de la Guerra Civil, en la que Cela formó parte del bando nacional. Fue herido en el frente y de nuevo hospitalizado. Antes, en plena guerra, había terminado su primera obra, el libro de poemas Pisando la dudosa luz del día.

En 1940 comienza a estudiar Derecho, y este mismo año aparecen sus primeras publicaciones. Su primera gran obra, sin embargo, no verá la luz hasta dos años después, en 1942: La familia de Pascual Duarte. A pesar del éxito casi unánime de esta novela, la aspereza del tema tratado le hace tener problemas con la Iglesia, lo que concluye en la prohibición de la segunda edición de la obra (que acabará siendo publicada en Buenos Aires). Poco después, Cela abandona la carrera de Derecho para dedicarse profesionalmente a la literatura.

Los que quedan de esta década son años muy importantes en la biografía del escritor: entre 1944 y 1948 se casa con María del Rosario Conde Picavea; comienza a escribir La colmena; nace su único hijo, Camilo José Cela Conde; lleva a cabo dos exposiciones de sus pinturas; y aparecen Viaje a La Alcarriay El cancionero de La Alcarria.

En 1951 se publica en Buenos Aires La colmena, que de inmediato es prohibida en España.

En 1956 sale a la luz la revista Papeles de Son Armadans. Dos años antes, Cela se ha trasladado a la isla de Mallorca, donde habría de vivir buena parte de su vida. Este mismo año es elegido para ocupar el sillón Q de la Real Academia Española; el 26 de mayo lee su discurso de ingreso, que trata de la obra literaria del pintor Solana.

Muerto el general Franco, la época de la transición a la democracia llevó a Cela a desempeñar un papel notable en la vida pública española por motivos distintos de su trabajo como escritor: entre 1977 y 1979 ocupó por designación real un escaño en el Senado de las primeras Cortes democráticas, y como senador le cupo participar en la revisión del texto constitucional elaborado por el Congreso.

En los años siguientes Cela siguió publicando a buen ritmo, como tuvo por norma a lo largo de toda su carrera. De este período cabe destacar sus novelas Mazurca para dos muertos y Cristo versus Arizona.osé Cela en su madurez

Ya consagrado como uno de los grandes escritores del siglo, durante las dos últimas décadas de su vida se sucedieron los homenajes, los premios y los más diversos reconocimientos, entreverados ocasionalmente con algunas polémicas. Entre aquellos es obligado citar, en orden cronológico, los tres más importantes: el Príncipe de Asturias de las Letras (1987); el Nobel de Literatura (1989), y el Miguel de Cervantes (1995).

El 10 de marzo de 1991 se casó con Marina Castaño. En 1996, el día de su octogésimo cumpleaños, el Rey don Juan Carlos I le concedió el título de Marqués de Iria Flavia; el lema que Cela adoptó para el escudo de marquesado fue El que resiste, gana.

Camilo José Cela falleció en Madrid el 17 de enero de 2002.

 

Fuente: Centro Virtual Cervantes

Miguel Ángel Asturias

124561-004-2889C32D

Nacido en 1899 en Guatemala y fallecido en 1974 en Madrid, Miguel Ángel Asturias es el escritor guatemalteco más conocido y de obra mejor divulgada internacionalmente. Ante todo cabe observar la coherencia de su recorrido humano y literario, pues toda su producción está dominada por dos impulsos: la reivindicación del ciclo cultural prehispánico y una defensa sostenida de principios propios de la izquierda, que por otro lado gozó de especial predicamento entre los defensores del socialismo real y le sirvió para merecer el Premio Lenin en 1966.

En el terreno literario, hay que añadir, al citado binomio de intereses, el concurso del surrealismo, patente mientras el escritor complacía su curiosidad en Francia. Dos personajes figuran con especial intensidad en esta etapa concreta de su vida: Georges Raynaud y J. A. González de Mendoza. Por lo que concierne a los honores que mereció, conviene resaltar el hecho de que fuera embajador de su país en Francia y la concesión del Premio Nobel de Literatura en el año 1967. En el costado más dramático, sobresale su exilio, ligado a los vaivenes políticos sufridos por su patria.

Al decir de Luis Cardoza y Aragón, el perfil de Asturias atraía: era el perfil de Guatemala, el perfil del dios del maíz, y, sin duda, esa estampa se corresponde con sus afanes literarios. De su currículo poético suelen citarse títulos como Sien de alondra (1948), Ejercicios poéticos en forma de soneto sobre temas de Horacio (1952) y Clarivigilia primaveral (1956). Más apegadas al terreno que le vio nacer, obras narrativas como Leyendas de Guatemala (1930) y Hombres de maíz (1949) figuran entre lo mejor de su trayectoria. En el mismo plano hay que situar la novela El señor Presidente (1946), impresionante reflejo de un régimen dictatorial, emparentado con el Tirano Banderas de Ramón del Valle-Inclán. A la hora de revalorizar su prosa, figuran en primer término textos como El alhajadito (1961), Mulata de tal (1963) y El espejo de Lida Sal (1967).

 

Fuente: Centro Virtual Cervantes

Gabriel García Márquez

 marquez-def-8226122930

Gabriel García Márquez. (6 de marzo de 1927, Aracataca, Colombia – 17 de abril de 2014, México D.F.). Escritor y periodista colombiano.

Nace y pasa sus primeros años en una zona caribeña del norte de Colombia, que le marca especialmente por su contraste con Bogotá y otras zonas del país en las que vive más tarde. En 1947 empieza a estudiar Derecho, carrera que abandona para dedicarse al periodismo. Sus primeros artículos se publican en El Espectador y en El Heraldo y pasa a integrar el conocido como “Grupo de Barranquilla”, de cuya mano conoce la obra de los autores que más adelante le influenciarán: Faulkner, Virginia Woolf, Hemingway y Kafka, entre otros.

Su primera obra, La hojarasca, se publica en 1955. En esa misma fecha viaja a Europa por primera vez y se queda allí cuatro años, viviendo en Ginebra, Roma y París. Durante su estancia en Francia, donde atraviesa dificultades económicas, escribe El coronel no tiene quien le escriba y La mala hora (publicadas en 1961 y 1962, respectivamente).

Regresa a América en 1958 y se instala temporalmente en Venezuela, donde compagina una intensa actividad periodística con la escritura de los relatos deLos funerales de la Mamá Grande (1962). Tras pasar unos meses en Cuba, donde acaba de triunfar la revolución, y vivir un tiempo en Nueva York como corresponsal, decide establecerse en México. Allí trabaja en publicidad y escribe su primer guión para el cine, El gallo de oro, en colaboración con Carlos Fuentes.

Unos años después, en 1967, publica la que pronto se convierte en su obra más conocida, y a cuya escritura dedica más de un año de intenso trabajo: Cien años de soledad. El éxito es inmediato, agotándose la primera edición en apenas unos días, y para alejarse de la fama decide ir a Barcelona, donde vive de 1968 a 1974. Allí escribe El otoño del patriarca (publicado en 1975) y cuentos como Isabel viendo llover en Macondo (1968) o Relato de un náufrago(1970).

En los años sucesivos alterna su residencia entre México, Cartagena de Indias, La Habana y París. En 1982 recibe el Premio Nobel de Literatura y más adelante escribe El amor en los tiempos del cólera (1985), El general en su laberinto(1989) y Doce cuentos peregrinos (1992). En ese tiempo participa también en la fundación de la Escuela de Cine de San Antonio de los Baños (Cuba), donde dirige anualmente un taller de guión.

Tras obras como Del amor y otros demonios (1994) y Noticia de un secuestro(1996) publica en 2002 Vivir para contarla, donde narra aspectos biográficos de su infancia y juventud. Sus últimas obras publicadas son Memoria de mis putas tristes (2004) y Yo no vengo a decir un discurso (2010).

Muere en México D.F. el 17 de abril de 2014. Los herederos de Gabriel García Márquez depositaron el 24 de febrero de 2015 en la Caja de las Letras del Instituto Cervantes un legado del escritor in memoriam.

 

Fuente: Instituto Cervantes